Miami


MIAMI BEACH


Soy de esas personas a las que les gusta mirar un poquito más allá de lo que se nos presenta como lo real. Y con esto me refiero a cualquier aspecto que se presente en nuestra vida: desde una publicidad o programa de tv, hasta las ideas que circulan al rededor de cualquier destino de nuestro mundo. Porque si hay algo que nos caracteriza como seres humanos, es hacer circular ideas (que no siempre tienen por que ser ciertas) sobre aquello que no conocemos. 
Este año decidimos viajar nuevamente a Florida, aprovechamos para visitar a nuestros parientes y conocer a los nuevos integrantes de la familia. Unas vacaciones de relax en las que me propuse tomar nota de todo aquello que percibía cuando pisaba una nueva ciudad, con la idea de poder compartirlo en este blog, de poder acercar otra mirada sobre los lugares que puedo ir visitando. Con la idea, sobre todo, de poder derribar aquellos mitos que pueden alejarnos de querer conocer algún lugar, porque creo, y cada vez me aferro mas a esta creencia, que tenemos que aprovechar de aquello que se nos presenta, sacarle el jugo y mostrar que no todo siempre es lo que parece, o lo que nos dicen que es. Gracias a esto puedo explicarle a cada persona que nombra con cierto prejuicio esta ciudad,  lo atractivo de Miami, porque una vez que puse mis pies nuevamente acá entendí por qué quería volver: en ella viven tantas culturas que es imposible no dejarse llevar, es imposible no sonreír frente al mozo que te saluda, que intenta adivinar de donde sos, en que idioma hablas. Es imposible no quedarse parado, simplemente apreciando la belleza que tiene su arquitectura , su brisa de mar, su sol radiante.
Para muchos Miami es solo shopping y playa, es boliche y descontrol, pero se pueden apreciar tantas hermosas cosas que te ofrece la ciudad que no describirlas sería una picardía, sería permitir que este imaginario no dejará ver otras facetas mágicas que posee. Coronada por dos famosas avenidas (la Ocean Drive y Lincoln Road) permite un feedback constante con quien desea transitarla. 





DISTRITO ART DECO



Uno de los aspectos mas llamativos de esta ciudad es conocido como el Distrito Art Deco, que comprende gran parte de la Ocean Drive y la Collins Avenue. Con una función mas decorativa que funcional, este estilo de construcciones marca un recorrido importante para cualquier turista con ansias de saber más; justamente por esto existe el centro de bienvenida del Distrito, para poder resolver cualquier inquietud. La construcción de estos edificios se basa en figuras geométricas elementales, colores pasteles y carteles con luces de neon.
En lo que a mi refiere, soy una eterna amante de este estilo. Me encanta caminar, mirar a un costado y apreciar toda la frescura que ofrecen.  
Caminando por esta parte de South Beach nos encontramos con un hermoso museo (que funciona también como negocio de ventas) de Britto. Este artista puede ser apreciado en cualquier parte de Florida. Desde valijas hasta esculturas en las plazas, se encarga de decorar cualquier escenario por el que queramos transitar.
La Ocean Drive es también famosa por sus bares frente a la playa. Miles de anfitriones te invitan desde temprano a pasar a tomar o comer algo, te invitan a formar parte de su mundo a través de risas y miles de intentos por saber en que idioma hablas. 
Sentado en estas mesitas se puede apreciar de todo: desde el turista que pasa y mira con miedo, que quiere escapar del anfitrión del bar porque solo esta ahí de paso, hasta el lugareño que camina despreocupado tan solo con su traje de baño o entrena frente a la playa, como si eso fuera un espectáculo.
Sobre esta avenida han sabido transitar los desfiles más emblemáticos, invitando a todos los transeúntes a participar y reafirmando el sentido de pertenencia que te llena cuando llegas.



LINCOLN ROAD

La Lincoln Road es mi avenida preferida. Este año me llenó de felicidad poder estar ahí de nuevo, caminando desde temprano, viendo cómo se abrían los negocios y cómo cada restaurante comenzaba su rutina diaria. Se puede  apreciar tanto el calor latinoamericano que poseen sus diferentes bares, como las mayores excentricidades o lujos que podamos imaginar. Es una avenida llena de historia, de calor y de vida, que te permite sentirte como en casa.
Esta emblematica avenida posee al rededor de 300 bares, restaurantes y negocios que se camuflan. La fluidez que poseen sus ubicaciones, te permiten estar horas caminando, sin darte cuenta del paso del tiempo. 
Su estética acompaña la calidez de la Ocean Drive, permitiendo de esta manera que estando de compras o simplemente caminando, uno no se pierda de la magia que posee este estilo tan particular.







UN POCO DE PLAYA


Se que me tomo unos días escribir este posteo, pero voy a seguir escribiendo sobre todos aquellos lugar que visite en los últimamente, con la mayor fluidez posible, para que puedan consultarme y también recomendarme sobre todo aquello que quieren saber de su próximo destino a conocer.


_________________________________________________________________________________